Subidas del precio del vino blanco a granel en España

Los precios en origen del vino a granel cogen ritmo y logra significativas subidas entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre, como los blancos, que ganan un 8,37 % respecto a la semana anterior, mientras que los tintos repuntan un 1,08 %.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) constata en su informe de seguimiento esta tendencia positiva en los precios en origen, que beneficia a prácticamente todos los mercados representativos españoles, salvo algunas excepciones, como las ligeras caídas de los tintos en Valencia y Albacete o los vinos blancos en esta última plaza.

Así, el vino tinto de 12 puntos de color se paga a 2,94 euros/hgdo en Albacete; 2,38 en Ciudad Real; 3,32 en Cuenca; 3,10 en Badajoz; 2,93 en Murcia; 2,61 en Toledo y 2,71 en Valencia.

El vino blanco cotiza a 2,30 euros/hgdo en Albacete; 2,18 en Badajoz; 2,32 en Ciudad Real; 1,97 en Cuenca y 2 en Toledo.

Pocas variaciones en Italia, de acuerdo con los informes de Ismea, que muestran del 28 de septiembre al 4 de octubre precios de 2,99 euros por hectogrado para el vino blanco, lo que no supone cambios respecto a la semana anterior, aunque sí depreciaciones del -16,5 % en comparación con la misma época del año anterior.

Los vinos tintos italianos se mantienen en 3,60 euros por hectogrado, un -12,2 % interanual. Mientras tanto, Francia cerró septiembre con cotizaciones de 6,12 euros/hgdo para el vino blanco de mesa; 5,51 euros para el vino tinto; 7,47 para el blanco con IGP y 6,98 para el tinto con IGP.

La vendimia en Castilla-La Mancha, principal epicentro del viñedo nacional, está a punto de concluir y se ha constatado el buen estado sanitario y la calidad de la uva, pero con menor graduación.

El Progreso de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), una de las principales productoras y exportadoras de Europa, terminará esta misma semana la vendimia, después de dos meses de recolección, con una merma en la cosecha de más del 20 % y una producción que oscilará, según calculan, entre 70 y 75 millones de kilos de uva.

Una uva de gran calidad y muy sana, con menos graduación que otros años, ha sido la tónica dominante durante esta vendimia atípica, según apuntan desde la cooperativa, que cosecha uvas tempranillo o cencibel, syrah, merlot, cabernet y petit verdot, en tintas, y variedades blancas como chardonnay, verdejo, macabeo y airén.

El Ministerio estima la cosecha nacional para este año en 40,71 millones de hectolitros, con datos aún muy preliminares; es decir, un descenso del 8,1 % interanual, mientras que las cooperativas la estiman en unos 41,5 millones de hectolitros.

Fuente: EFE/ABC.

Opt In Image
Entérate de lo realmente importante
Síguenos, únete a nuestra comunidad

Respetamos tu privacidad. Sólo enviaremos como máximo una newsletter semanal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: