Vinos espumosos: champagne, cava o cueva

El mundo del vino crece, algo lento, aunque sobresale el crecimiento de la venta de vino espumoso según los últimos datos (+4,7% entre enero y noviembre 2015). Siempre se ha considerado el vino espumoso un producto para celebraciones, para momentos especiales, al fin y al cabo para brindar, de ahí las grandes campañas de importantes cavas y champagnes felicitando la navidad y celebrando el gran consumo en estas fechas como bebida de sobremesa y brindis.

Vinos espumosos
Vinos espumosos

Debemos saber que hay diferentes tipos de vinos espumosos y que no sólo están para brindis y celebraciones, sino que existen vinos espumosos para tomar en aperitivos o durante la comida tanto con carnes como con pescados y otros alimentos como los arroces o pastas. Poco a poco esta tendencia de consumir vinos espumosos durante la comida está creciendo de ahí los últimos datos de consumo en España de vinos espumosos. Vinos rosados espumosos, blancos de diferentes varietales e incluso vinos espumosos con pepitas de ORO alimentario hacen ya que exista una amplia gama de vinos a gusto del consumidor.

Cavas y Champagnes.

Históricamente los más conocidos vinos espumosos han sido los champagnes franceses, que provienen de la región francesa Champaña al noroeste de Francia y fue por el siglo XVII cuando se empezó a conocer este tipo de vino principalmente entre la corte francesa e inglesa. La elaboración de este tipo de vino se conoce como método champenoise, que principalmente se resume en que tiene dos fases de fermentación, la primera en cuba como todos los vinos y la segunda en botella, dónde posteriormente se añade azúcar y licor de expedición en distintas cantidades de azúcar para dar los vinos BRUT, EXTRA SECO, SECO, SEMI SECO y DULCE.

Por su parte el cava (DO CAVA) data del siglo XIX cuando varias familias de Sant Sadurní d’Anoia comenzaron a investigar y elaborar vinos espumosos según el método tradicional o champenoise. Es los años 60 cuando se empieza a afianzar en el mercado español y en los años 80 cuando da el salto internacional y definitivamente se produce un gran crecimiento en la venta a nivel nacional e internacional.

La región del cava está compuesta por 159 municipios de las provincias de Barcelona (63), Tarragona (52), Lleida (12), Girona (5), La Rioja (18), Álava (3), Zaragoza (2), Navarra (2), Valencia (1) y Badajoz (1).

La polémica

En los últimos años hemos visto como se ha generado polémica en torno al consumo de productos catalanes debido a la situación política y territorial. Este hecho ha afectado principalmente al consumo de CAVA dónde las ventas se han visto afectadas de forma significativa los últimos años fuera de la comunidad catalana. El debate está servido, dónde comprar cava no catalán y cava no catalán son búsquedas en internet en estas fechas de aquellas personas que buscan alternativas debido a la situación política.

Otros vinos espumosos, Denominación Calificada CUEVA.

En los últimos años otras regiones y zonas vinícolas han empezado a elaborar vinos espumosos. Entre ellos llaman la atención una denominación con unas características de elaboración de calidad reconocido por la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, esta denominación se denomina Calidad Diferenciada CUEVA y se centra en el municipio de Villanueva de Alcardete situado en el centro de Castilla La Mancha. Un municipio con una gran tradición e historia vinícola dónde ya por el siglo XVI sus vinos blancos eran reconocidos en Madrid. Villanueva de Alcardete es el primer productor nacional de vinos ecológicos y el primer municipio de Castilla La Mancha que empezó a elaborar vinos espumosos por el método tradicional desde el año 1987 y que actualmente son 6 bodegas las que componen la asociación de vinos espumosos CUEVA y que elaboran vinos espumosos con unas características específicas gracias al clima y varietales de la zona.

Queda claro que el consumo de vinos espumosos seguirá creciendo, le queda mucho mercado por cubrir y quizá sea la vía para que el consumo de vino crezca en nuestro país y se acerque a un público más joven (20-30 años) y se eliminen los tópicos de que para beber vino hay que saber de cata y que es sólo para unos elegidos.

Además puedes encontrar diversos y varios estudios dónde se ha comprobado los beneficios del consumo de vino, siempre desde la moderación y como alimento.

Y tú, ¿bebes vino espumoso? ¿Sólo en celebraciones o es habitual en tus comidas o aperitivos?

vinos espumosos

También te puede interesar:

Opt In Image
Entérate de lo realmente importante
Síguenos, únete a nuestra comunidad

Respetamos tu privacidad. Sólo enviaremos como máximo una newsletter semanal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: