Inicio Noticias El vino es responsable del 25% de los efectos saludables de la...

El vino es responsable del 25% de los efectos saludables de la dieta mediterránea

El consumo moderado de vino aporta aspectos beneficiosos para la salud.

Con motivo del Día Internacional de la Salud, la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN) a vuelto a poner de manifiesto que el consumo de moderado de vino aporta aspectos beneficiosos para la salud, especialmente para prevenir algunas enfermedades crónicas como son las cardiovasculares o la obesidad.

Una alimentación rica en polifenoles es un valor añadido para la protección de la salud y la prevención de enfermedades crónicas. Los últimos estudios científicos internacionales
publicados demuestran, una vez más, las propiedades antioxidantes y antinflamatorias de esta sustancia que se encuentran en diversos alimentos de origen vegetal, entre ellos, la uva, según explica la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN). En este sentido, el consumo moderado de vino, por su alto contenido en polifenoles, aporta beneficios para la salud.

Efectos saludables

El vino es el responsable del 25% de los efectos saludables de la dieta mediterránea. En este sentido, el estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) señala que una mayor adherencia a esta dieta se asocia con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

El consumo de polifenoles, a través de los alimentos que los contienen, puede ser un mecanismo potencial para la prevención de alteraciones cardiovasculares y metabólicas asociadas con la obesidad, por lo que, los polifenoles presentes en el vino contribuyen a proteger contra enfermedades cardiovasculares, ya que su capacidad antioxidante aumenta el colesterol saludable para el corazón y mantienen el sistema inmune fuerte.

En palabras del Dr. Fernando Cabrera, del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga y Miembro de la Red FIVIN, “como cardiólogo debo reconocer que, con la evidencia actual, debemos transmitir no solo tranquilidad a quienes disfrutan del consumo adecuado de vino tinto, sino informarles que es un complemento en la alimentación que parece aportar beneficios a nivel cardiovascular, diabetes, obesidad y probablemente sobre otras patologías. Todo
ello, sin dar de lado a la responsabilidad médica de desaconsejar el uso nocivo del alcohol, y tampoco promover su consumo en personas abstemias”.

Un reciente estudio del Instituto de la Salud de la Universidad de Glasgow (Reino Unido), publicado en enero de este año, sugiere que consumir de forma moderado vino en comparación con tomar otras bebidas alcohólicas minimiza el riesgo de mortalidad o de sufrir enfermedades cardiovasculares graves.


También te puede interesar:

Entérate de lo realmente importante

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil