16.4 C
Toledo
lunes 27, mayo, 2024

El vino deberá afrontar técnicas innovadoras para cautivar al consumidor

El IV Congreso de Enología de Castilla-La Mancha sienta las bases para afrontar nuevos retos.

Tras dos jornadas con un programa repleto de potencias y con relevantes expertos del sector, el IV Congreso de Enología de Castilla-La Mancha finalizó el pasado viernes arrojando un balance muy positivo en cuanto a ponentes, participantes y temas abordados.

Así lo explicaba la decana del Colegio Oficial de Enología de Castilla-La Mancha, Milagros Romero, quien ha asegurado que “ha sido un éxito, se han cumplido las expectativas y tanto colegiados, como asociados y estudiantes del Grado de Enología han podido disfrutar de todas estas ponencias, enriquecerse y dar valor al Grado de Enología y al trabajo que se está haciendo desde el Colegio”.

El propósito principal de este encuentro ha sido el divulgar las innovaciones y las tendencias más recientes en el ámbito del consumo de vino, así como fomentar la apreciación por la cultura del vino y enriquecer el entendimiento sobre este producto. Durante el evento, se exploraron tanto el estado actual como las perspectivas futuras de esta industria, abordando además las herramientas, técnicas y tecnologías emergentes que están influyendo en la elaboración vinícola.

El sumiller François Chartier, CEO de Chartier World Lab; Philippe Pelanne, asesor enológico de ‘La Vie en Rosé’; el enólogo Pedro Sarrión; así como la profesora e investigadora Mónica Fernández de la Universidad de Castilla-La Mancha y la catedrática de Química Agrícola Rosario Salinas, entre otros distinguidos expertos, compartieron sus conocimientos y vivencias con los participantes del evento.

La ciencia aromática

El reconocido sumiller François Chartier, CEO de Chartier World Lab, puso el broche final a la última jornada de ponencias con una cata sobre ‘La ciencia aromática de las armonías moleculares para magnificar los vinos de Castilla-La Mancha’. El sumiller aseguró que “los vinos de la región son muy buenos” y, sin embargo, tienen un precio muy bajo y ha indicado que “el reto es atraer a los jóvenes al mundo de la Cultura del Vino para que consuman este producto en las comidas”.

Chartier ha recordado que “los aromas son un mundo místico y tienen un gran impacto en nuestra mente”, además de evocarnos recuerdos y emociones que nos hacen viajar en el tiempo. Por ello, ha animado a los enólogos a hacer más análisis de la parte aromática para capturar el ADN aromático de sus vinos y así entenderlo mejor y mejorar la comunicación con el consumidor.

TE PUEDE INTERESAR: El 90% de las regiones vinícolas del sur de España e Italia podrían desaparecer

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias