Las Indicaciones Geográficas reclaman una reforma ambiciosa

reforma sistema indicaciones geográficas

Organizaciones sectoriales de productos vinculados al origen unifican posición ante la reforma del sistema de Indicaciones Geográficas.

Las organizaciones representativas de las denominaciones de origen europeas y nacionales en los grandes países productores (Francia, España, Italia y Portugal), entre las que se encuentra la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) por parte española, siguen trabajando coordinada e intensamente en el seno de la European Federation of Origin Wines (EFOW), a la que pertenecen todas ellas, para que haya el máximo consenso sectorial y la máxima unidad de criterio entre las organizaciones sectoriales de productos vinculados a su origen a nivel UE sobre las bases de la reforma del sistema de Indicaciones Geográficas.

El objetivo, que las posiciones compartidas por dichas organizaciones, basadas en las necesidades de las figuras de calidad, sean las que cimenten la propuesta legislativa en la que desembocará la reforma del sistema de indicaciones geográficas de la UE, que debe ser presentada a principios de 2022 por la Comisión Europea y sobre la que trabajan ya las instituciones de la Unión.

El trabajo hecho y por hacer

Tal y como comparten las organizaciones citadas, en los últimos 3 años, la política de indicaciones geográficas de la Unión Europea ha experimentado importantes reformas con resultados muy positivos: una mejora en la protección, una simplificación de los procedimientos administrativos ligados a ellas, la posibilidad de introducir elementos de sostenibilidad en pliegos de condiciones y nuevas herramientas de gestión a disposición de los órganos de gestión de las IIGG. Sin embargo, las orientaciones que parecen guiar la propuesta legislativa que la Comisión Europea debe presentar en los próximos meses no parecen ir en la misma dirección, a juzgar por las perspectivas presentadas por representantes de la DG AGRI (Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea) en la reunión del Intergrupo.

Los representantes de la Comisión abogarían por una delegación de la gestión de las indicaciones geográficas a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y no presentan propuestas concretas para seguir avanzando en la sostenibilidad de las indicaciones geográficas. Sí se mostraron, por el contrario y en línea con la posición de las organizaciones sectoriales europeas, favorables a reforzar la protección de las indicaciones geográficas en el ámbito online y a una armonización de los controles de las indicaciones geográficas de los diferentes productos.


También te puede interesar:

Entérate de lo realmente importante

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.