Cómo el coronavirus está afectando a la industria del vino en España

como el coronavirus afecta al mercado del vino

Colapso del comercio, suspensión de ferias y enoturismo son algunos de los puntos que están afectando al sector del vino español.

Desde que el virus comenzó a manifestarse en China hace ya cuatro meses aproximadamente el sector del vino en España se ha visto afectado a nivel económico de manera directa o indirecta. Pero, ¿cómo el coronavirus afecta al mercado del vino?

Cómo el coronavirus afecta al mercado del vino

Exportaciones a terceros países

Muchas bodegas españolas centran su negocio en la exportación de vino a terceros países. La exportación ha sido una de las vías de escape para muchas bodegas de España. La venta de vino a granel y embotellado a países como China, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania era para muchas bodegas de la región un 95% del negocio comercial. Negocio que se frenó por el bloqueo de China inicialmente y que ahora se está viviendo por el bloqueo de España y países occidentales.

Las bodegas que tenían diversificado el negocio y también tienen presencia a nivel nacional en los lineales de supermercados son los que están aguantando algo mejor esta situación.

Negocios no realizados

El coronavirus ha suspendido o aplazado infinidad de ferias nacionales e internacionales que servían como punto de encuentro entre profesionales. Eventos para cerrar negocios, ventas y operaciones que reportaban millones de botellas o en su defecto millones de litros de vino a granel. Con la suspensión de las ferias y negociaciones muchas bodegas se encuentran con un exceso de vino en sus instalaciones que conforme pasan los días de bloqueo se hace más difícil dar salida lo que puede producir de cara al próximo año un sobre almacenamiento según sea la cosecha del 2020. Bodegueros con tanques llenos se enfrentan al reto de manejar una situación nunca antes vista.

El sector horeca

Con hoteles, restaurantes y bares cerrados se están perdiendo miles de operaciones de compra-venta de vino. Los distribuidores e intermediarios están facturando según algunas cifras sólo un 7%-8% que es el que está destinado al pequeño comercio. Así declara Jesús, transportista de una empresa de distribución que realiza apenas cuatro salidas a la semana a repartir a pequeños comerciantes.

Miles de comidas y cenas diarias está perdiendo el sector. Menús que en mayor o menor medida venían acompañados con el descorche de una botella de vino.

Turismo enológico

El enoturismo es otro de los factores donde el impacto es mayor. La visita a bodegas y actividades relacionadas hacen que el gasto en actividades asociadas a este turismo enológico sean nulas. En este estudio ya hablamos de cómo el enoturismo tenía buena salud y cómo el gasto medio era mayor con respecto al año anterior.

No hay visitas a bodegas, no hay consumo de servicios de ocio por tanto no hay facturación. Agencias de viajes, agencias de actividades, restaurantes, museos, exposiciones…..todo cerrado.

Algunos puntos positivos

El confinamiento en el hogar hace que el consumo de vino sea mayor. El vino que antes bebíamos en un restaurante ha pasado a beberse en casa. Según datos de un estudio elaborado por la empresa Gelt, durante las dos primeras semanas de confinamiento la compra de vino se ha disparado un 62,7% (la compra de cerveza creció un 77,65%) en supermercados.

Esto se ha visto reflejado también en las ventas por Internet. Según Juan Ribalda director e-commerce de Lavinia “Estamos haciendo números de Navidad”. Según Juan casi uno de cada dos clientes que han tenido en estas dos semanas son nuevos (46%), personas que antes compraban en supermercados y ahora se decantan por la compra online.

Vemos como empresas de venta online han incrementado su negocio dando facilidades a los clientes. Envíos gratis o promociones especiales están sirviendo también para dar salida a muchos vinos del stock. Incluso bodegas que tenían la venta online casi como un servicio olvidado lo están ahora reforzando y dándole visibilidad en redes sociales o con acciones de marketing.

El confinamiento está sacando también lo mejor de cada uno. Y es que estamos descubriendo a nuevos profesionales que se lanzan en redes sociales a compartir sus conocimientos así como catas online a través de podcasts o directos de Instagram. Una amplia variedad de influencers para pasar el confinamiento de forma amena e instructiva.

Un sector del vino que venía de pelear situaciones adversas como el impacto del Brexit o los aranceles de Estados Unidos y que ahora se enfrenta a una situación nunca antes vista, y es cómo el coronavirus afecta al mercado del vino, una pandemia que ha semi bloqueado medio mundo y que debe arrancar de nuevo.

 

 

Entérate de lo realmente importante

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here