Crisis de suministro de vino por falta de botellas de vidrio

crisis de suministro de vino botellas vidrio

Bodegas advierten de problemas para abastecerse de algunas materias primas para el empaquetado.

Llevamos varios días escuchando un rumor sobre cómo podría acentuarse la crisis de suministros de aquí a finales de año. En algunas regiones de China se ha recomendado a los ciudadanos hacer acopio de víveres. Una crisis de suministro que afecta a diversos sectores por igual y que llega también al mundo del vino. Ya han salido las primeras bodegas que alertan de la falta de botellas de vidrio para tanto vino.

La CNN adelantó a mediados de octubre la que se podría venir encima, una grave escasez que podría repercutir en una crisis para la industria del vino. Según adelantó La Sexta, en el sector no dan abasto: «A corto plazo no nos va afectar, podemos suministrar a nuestros clientes, pero en el medio plazo sí vamos a tener problemas«, avisa el gerente de Bodegas Corral, Carlos Rubio. Ellos lo vieron venir e hicieron acopio de botellas para el futuro, pero no ha sido suficiente.

Crisis de suministro de vino

Los fabricantes de vidrio aseguran trabajar las 24 horas del día, los siete días de la semana para asegurar la producción, pero ni aún así cubren todas las necesidades. La falta de vidrio es solo una parte de la tormenta perfecta: también falta corcho y otros suministros del proceso de etiquetado, cajas de cartón e incluso cápsulas de aluminio.

La noticia está en boca del sector y hay empresas del mundo del vino y las bebidas que no aseguran un buen servicio a tiendas, bares y restaurantes durante las próximas semanas. Parece que el problema no se debe a un aumento de consumo postpandemia, sino a una importante brecha en la cadena de suministro.

Consecuencias

Desde California, bodegueros han expuesto que la escasez de botellas de vidrio está afectando en gran medida la producción de vino al obligar a algunos enólogos a dejar el vino añejado en barricas de madera durante demasiado tiempo. Dejar el vino en tanques puede ralentizar el proceso de maduración y producir un sabor suave, mientras que mantener el vino en barricas de roble puede infundir a la bebida un sabor desagradable.

Una crisis que probablemente no sólo afectará a la escasez de suministro de vino, sino también a una previsible subida de precios que afectará doblemente al consumidor.

Un cuello de botella en la distribución complicado de solventar de cara a los dos próximos meses. El sector confía en que la situación se normalice después de Navidades.

Entérate de lo realmente importante

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here