Valdepeñas cuenta con el almacén de barricas de vino tranquilo más grande del mundo

Félix Solís tiene el almacén más grande del mundo con 130.000 barricas.

La ciudad de Valdepeñas alberga ya el almacén de barricas de vino tranquilo más grande de todo el mundo, un proyecto en el que se han invertido cerca de 70 millones de euros y que ha contado en parte con el apoyo en la inversión del Gobierno de Castilla-La Mancha a través de los fondos Vinati.

Con estas obras, la bodega Félix Solís ha construido la planta más grande existente en todo el mundo con capacidad para 130.000 barricas, totalmente automatizada, que inicia el proceso de llegada en un tren de lavado moviendo 90 barricas a la hora con la colocación de alrededor de 1.000 al día en el almacén de 18 plantas.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha visitado la nueva bodega de barricas autoportante de la empresa Félix Solis Avantis, ha manifestado que este almacén “es el colofón del trabajo que se ha realizado entre todos para garantizar la mayor trazabilidad del mundo en la DO Valdepeñas”. Una denominación en estos momentos gestionada por el Ejecutivo regional, en la que “las cosas han mejorado y no hay ningún tipo de problema”. De este modo, el consejero ha lanzado un mensaje de tranquilidad a integrantes y consumidores sobre un vino que llega a unos 130 países del mundo.

En esta línea, y según adelanta la Cadena SER, el director general de la compañía, Félix Solís, ha puesto en valor la importante inversión realizada en este edificio y, también, que este tipo de actuaciones posibilitará aumentar la capacidad de venta de esta bodega. De hecho, esta compañía exporta sus vinos a más de 130 países de todo el mundo. No obstante, el propio Solís ha lamentado que en estos últimos meses ha habido un descenso en las ventas.

Apostar por la exportación y el vino embotellado

Martínez Arroyo ha subrayado la importancia de la exportación en el sector, siendo el objetivo el mercado global y poder realizar el vino que el mundo está demandando. Para ello, ha remarcado, hay que orientar la producción a la exportación, “es el camino a seguir”.

En cifras, en estos momentos, el 56 por ciento del volumen que importa España cada año en vino es de Castilla-La Mancha y llega el momento de “hacer un esfuerzo extra en el embotellado, como hace esta empresa”, ha explicado Arroyo. “Es el que da más valor, hasta seis veces más que el granel”, y en cada una de esas botellas, de cualquiera de las nueve denominaciones de origen en vino de la región, “se lleva el nombre de Castilla-La Mancha”, ha concluido.

Entérate de lo realmente importante

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.