21.8 C
Toledo
lunes 27, mayo, 2024

Los consumidores habituales de vino en Italia se reducen hasta los 11,7 M.

Cambios en el consumo de vino en Italia y en el mundo.

En el contexto actual, marcado por la inflación, la disminución del poder adquisitivo, y una nueva generación que prefiere otras bebidas y prácticas de convivencia, el consumo de vino está experimentando una notable transformación tanto en Italia como a nivel global. A ello se suman la creciente preocupación por la salud, los efectos del cambio climático y una preferencia por vinos más ligeros, según datos analizados por el portal WineNews.

Según este medio italiano, recientes estadísticas sobre exportaciones de enero de 2024 revelan una leve recuperación para el vino de nuestro país vecino, Italia, ofreciendo un rayo de esperanza en medio de un panorama de consumo en declive. Este fenómeno refleja una profunda revolución en los hábitos de consumo que no puede ser ignorada, aunque el vino sigue siendo una bebida apreciada.

Cambios en los patrones de consumo

El Observatorio de la Unione Italiana Vini (Uiv), basándose en datos del Istat, publicó las cifras de 2023 sobre el consumo de alcohol en Italia. El informe confirma que el número de consumidores de vino en Italia se mantuvo estable en 29,4 millones en 2023, al igual que la penetración general en la población (55%). Sin embargo, el número de consumidores diarios cayó a 11,7 millones, 400.000 menos que en 2022, con un total de vino consumido en el país que ascendió a 23 millones de hectolitros.

El análisis de Uiv, que abarca los últimos 12 años, muestra que, aunque la población no ha renunciado al vino (con un aumento del 2% de consumidores desde 2011), hay un cambio significativo en los hábitos de consumo. Los nuevos consumidores, con una composición de 58% hombres y 42% mujeres, tienen una relación más responsable y consciente con el vino, pero también menos exclusiva, marcada por una mayor diversidad en el consumo de otras bebidas alcohólicas. Este cambio se observa no solo entre los jóvenes, sino también entre los adultos mayores, quienes muestran una menor dependencia del vino como acompañamiento diario.

Cuándo tomar un vino

El aumento del consumo de vino durante el aperitivo es notable, con un incremento del 31% desde 2011, convirtiéndose en una práctica común para casi 22 millones de personas. Lamberto Frescobaldi, presidente de Uiv, destaca que las nuevas encuestas del Istat subrayan la sólida relación de los italianos con el vino, donde las motivaciones actuales están más ligadas al placer y la convivencia que a la rutina, lo cual refleja una madurez en el consumo.

El perfil de los consumidores de vino en Italia también ha cambiado. Ha habido un aumento en la demanda femenina (+10%) y una disminución en el consumo diario (-22%), mientras que los consumidores no diarios han aumentado en un 29%, sumando 17,7 millones de personas, lo que representa el 60% del total. Este patrón de consumo esporádico también se observa en la cerveza, con dos tercios de sus consumidores bebiéndola de manera ocasional.

Entre las regiones italianas, Emilia-Romaña lidera en consumo de vino con un 61,3% de la población, seguida por Valle de Aosta, Toscana y Véneto. Trento ha visto el mayor crecimiento de consumidores (+11%), mientras que Basilicata ha registrado la mayor disminución (-9%). En términos de macro-regiones, el Nordeste encabeza la lista con un 59,4%, seguido por el Centro, el Noroeste, el Mezzogiorno y las Islas.

Una noticia de Wine News.

TE PUEDE INTERESAR: Ránking del consumo de vino por países

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias