30.2 C
Toledo
sábado 13, julio, 2024

Las ayudas de los viticultores ahora vienen a través del ISV

La Intervención Sectorial Vitivinícola (ISV 2024-2027) sustituye al Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE 2019-2023).

Por si algún viticultor aún no se ha enterado, las ayudas al sector vitivinícola en la reforma de la PAC se articula a través de la Intervención Sectorial Vitivinícola (ISV 2024-2027), que sustituye al Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE 2019-2023). El objeto de esta intervención sectorial, según el Ministerio de Agricultura y las Comunidades Autónomas, será atender las necesidades detectadas en el sector del vino en España, aumentar su competitividad, y adaptarlo a los nuevos objetivos de la PAC en cuanto a lucha contra el cambio climático, mejora del medio ambiente y sostenibilidad.

Ayudas a los viticultores españoles dentro de la Intervención Sectorial Vitivinícola (ISV)

Los tipos de intervención elegidos por España para cumplir con los objetivos específicos para el sector del vino son:

  • Reestructuración y reconversión del viñedo: aumentar la competitividad de los productores vitivinícolas, adaptar el cultivo del viñedo al cambio climático y hacerlo medioambientalmente más sostenible. Esta ayuda solo puede aplicarse a los viñedos que se destinan a la producción de uva para vinificación. Circular de Coordinación 18/2023.
  • Inversiones materiales e inmateriales: mejorar el rendimiento global de las empresas del sector vitivinícola y su adaptación a las demandas del mercado, así como aumentar su competitividad. Circular de Coordinación 12/2023.
  • Destilación de subproductos: permitir que los productores de vino cumplan con la obligación comunitaria de eliminación de los subproductos obtenidos en la trasformación de la uva de vinificación, y aumentar la calidad del vino producido. El alcohol obtenido de la destilación se destina a uso industrial o energético. Circular de Coordinación 7/2023.
  • Promoción y comunicación llevadas a cabo en terceros países: mejorar la competitividad de los vinos españoles, incluyendo la apertura, la diversificación y la consolidación de los mercados vitivinícolas de terceros países. Circular de Coordinación 39/2023.

TE PUEDE INTERESAR: Así queda el reparto de las ayudas al viñedo por Comunidades Autónomas

¿Un programa mejor?

El sector del vino en España necesita impulsar su comercialización e incrementar su valor añadido, por lo que, según el Ministerio, se enfoca en las intervenciones de promoción en terceros países y en el apoyo a las inversiones en infraestructuras, como las bodegas. Además, las inversiones en destilación de subproductos y en la reestructuración y reconversión de viñedos buscan promover modelos de producción más sostenibles, en línea con los objetivos generales de la PAC.

La intervención sectorial contempla la posibilidad de recurrir a la cosecha en verde como herramienta en situaciones excepcionales de desequilibrio entre la oferta y la demanda. Con esta Intervención Sectorial Vitivinícola, España responde a las nuevas exigencias de la PAC, que establecen un gasto obligatorio de al menos el 5% del presupuesto en acciones medioambientales.

TE PUEDE INTERESAR: El viñedo presenta una transformación de superficies de secano a regadío

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias