29.3 C
Toledo
lunes 15, julio, 2024

Principales patrones de compra y consumo de vino en España

¿Cómo y cuándo bebemos vino los españoles?

La Interprofesional del Vino, en colaboración con la consultora BMC Strategic Innovation, ha publicado un estudio sobre los patrones de compra y consumo de vino en España, junto con un Mapa Motivacional que explica qué buscamos al consumir bebidas como vino, cerveza o vermú en situaciones cotidianas.

El vino abarca una quinta parte de los actos de consumo en general, representando el 13% en términos de volumen y el 31% en valor monetario (€). Mayormente disfrutado en entornos domésticos, constituye el compañero preferido en las comidas (44%) y cenas (28%), destacando en ocasiones especiales (45%), que contrastan con la preferencia por la cerveza. Alrededor de la mitad de las instancias de consumo son parte de la rutina diaria (52%).

Sobresaliendo en los fines de semana (59%), el vino se comparte principalmente con familiares (59%) y amigos (43%). Es común disfrutarlo con comidas (86%), mostrando una estrecha relación con platos principales como carnes, pescados, paella o arroz, tapas o pinchos.

Se reconoce su capacidad para realzar el disfrute del momento, tanto en términos de sabor al complementar la comida, como a nivel emocional al ser una elección tradicional y perfecta para celebraciones, estimulando los sentidos.

La estrecha conexión del vino con la gastronomía, así como el deseo de elevar los momentos y las ocasiones especiales, se reflejan en los atributos valorados durante la compra: se prioriza que el producto «acompañe bien la comida» (51%), y se aprecia una botella o etiqueta atractiva (46%), exclusiva (30%) y novedosa (29%).

Perfil del consumidor de vino

La mayoría de los consumidores evalúan el vino en términos generales, priorizando la calidad (40%), el reconocimiento de la marca (26%) y la denominación de origen específica (22%). Se valora especialmente su capacidad de complementar la comida o la ocasión especial (51%) a través de un maridaje adecuado. No obstante, solo un pequeño grupo de consumidores presta atención a los matices de sabor o aroma (17%), al tipo o variedad de uva (5%), al cultivo ecológico u orgánico (5%) o busca productos exclusivos (13%).

Aunque muchos disfrutan del vino e incluso lo aman (77%), pocos tienen un entendimiento profundo sobre el tema (23%). Se han identificado cuatro perfiles de consumidores de vino consistentemente en función de su conocimiento y participación en la categoría: los amantes del buen vino (15%), los bebedores selectivos (7%), los fanáticos del vino (45%) y los bebedores indiferentes (32%).

Fuente: Interprofesional del Vino de España.

Perfil del comprador de vino

En la actualidad, los consumidores muestran sensibilidad al precio tanto en alimentos como en bebidas en general. Tan solo el 28% está dispuesto a gastar más en alimentos y marcas de mayor calidad, mientras que un 36% considera que es posible adquirir un buen vino sin desembolsar una gran cantidad de dinero.

En la elección del vino, el precio desempeña un papel fundamental para el consumidor promedio. Constituye el factor principal al momento de la compra (87%), superando a otros atributos asociados al producto (79%). Cuando se trata de adquirir vino, el criterio más mencionado es «que tenga un precio moderado acorde con la ocasión» (49%). Hemos identificado 4 perfiles de compradores en función de sus preferencias: los que buscan un valor seguro (45%), los que priorizan la máxima calidad (11%), los que se guían por la economía (14%) y los que buscan un maridaje perfecto (30%).

Y tu, ¿te identificas con algunos de estos patrones de compra y consumo de vino en España?

TE PUEDE INTERESAR: Radiografía y evolución del consumo de vino en España [2023]

¡Ey! No te pierdas nada ...

Recibe semanalmente las noticias más relevantes de la industria del vino.

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias