18 C
Toledo
lunes 15, abril, 2024

Plaga de caracoles en el viñedo, la amenaza sigilosa

La reproducción de los caracoles y su impacto en los viñedos

La viticultura, arte ancestral de cultivar la vid, se ve constantemente desafiada por plagas que amenazan la salud de los viñedos y la calidad de las uvas. Entre estas adversidades, el caracol emerge como un intruso insidioso, causando estragos en los campos de uvas y desafiando la destreza de los viticultores. Este pequeño molusco puede convertirse en una plaga devastadora, comprometiendo la producción de vino y requiriendo estrategias para su control. En este artículo, exploraremos las implicaciones de la presencia de una plaga de caracoles en el viñedo y analizaremos las tácticas que los viticultores adoptan para preservar la vitalidad de sus cultivos.

Hablemos del caracol

Los caracoles, aparentemente inofensivos, se pueden transforman en una amenaza en los viñedos, siendo su capacidad reproductiva asombrosa. Estos moluscos hermafroditas pueden depositar hasta cien huevos en una sola puesta, exhibiendo una fertilidad extraordinaria. Su reproducción se intensifica en climas cálidos y húmedos. Con este ciclo reproductivo prolífico y un voraz apetito, los caracoles se multiplican rápidamente, convirtiéndose en una plaga persistente. Los viticultores enfrentan el desafío de gestionar esta proliferación para preservar la salud de los viñedos y la calidad de las uvas. Los huevos son generalmente de forma esférica, de color blancuzco o transparentes, se sueles depositar en un nido realizado en el suelo. Los huevos eclosionan aproximadamente a las 2-3 semanas y los ejemplares jóvenes alcanzan la madurez sexual a los pocos meses.

Síntomas y daños del caracol

Los daños del caracol se producen durante la brotación. Normalmente mordisquean hojas, la yema, incluso racimos, a los que también ensucian con sus secreciones.

plaga de caracoles en el viñedo
Fuente: MAPA / Fotografías: José Mª. Coronel (1, 2 y 3), Alfonso Lucas Espadas (4, 5 y 6).

Periodo crítico para el viñedo

Los ataques más significativos se producen al inicio de la brotación, pero se esta es rápida, los daños ocasionados no suelen ser importantes. Los caracoles presentan un máximo de actividad en otoño y primavera, y un mínimo muy marcado durante el verano.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

Según el Ministerio de Agricultura, para una plaga de caracoles en el viñedo lo ideal es observar los primeros adultos sobre las hojas en los estados vegetativos iniciales, observando periódicamente 25 cepas por parcela elegidas al azar o 4 hojas por cepa en 25 cepas por parcela.

Medidas de prevención de la plaga de caracoles en el viñedo

Inicialmente, mantener la parcela limpia de malas hierbas. Es decir, eliminar las malas hierbas antes del inicio de la brotación de la viña, no sólo de la parcela, sino también de los márgenes, lindes o zonas próximas. Aplicar cebos sobre suelo en las zonas más frecuentadas.

Se pueden realizar aplicaciones de productos fitosanitarios en forma de pintura o por pulverización. En el caso de que los caracoles se encuentren entorno a la cepa, se puede distribuir un cebo granulado a su alrededor. La aplicación de estos métodos debe hacerse en épocas de máxima actividad, por lo general después de una lluvia o riego.

Los tratamientos cebo para la plaga de caracoles en el viñedo pueden realizarse con granulados de metaldehido o Fostato férrico. El metaldehido actúa causando la deshidratación del crustáceo. Por esta razón, su efectividad se ve mermada si al tratamiento le siguen periodos prolongados de humedad ambiental elevada.

TE PUEDE INTERESAR: Principales enfermedades de la vid y sus síntomas

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias