17.4 C
Toledo
viernes 24, mayo, 2024

Pros y contras del adelanto de la vendimia por altas temperaturas

La sequía y el calor adelantan y reducen la vendimia en España.

España vive uno de los años más secos y calurosos del siglo, lo que afecta directamente al cultivo de la vid y a la calidad y cantidad de la uva. La falta de lluvia y las altas temperaturas han provocado un estrés hídrico en los viñedos, provocando un adelanto de la vendimia por altas temperaturas entre una y tres semanas, dependiendo de la zona.

Este 2023, la previsión de vendimia de vino y mosto es de 36-36,5 millones de hectolitros, según asociaciones como Coop. Agroalimentarias C-LM, lo que supone una caída del 10 % respecto al año anterior, cuando se obtuvieron 41 millones de hectolitros. Sin embargo, no todas las regiones se ven afectadas por igual. En algunas zonas, como el Marco de Jerez, la naturaleza ha sabido compensar la sequía con una recuperación de la uva gracias al viento de poniente, lo que ha permitido obtener una cosecha de buena calidad. En otras, como Castilla-La Mancha, se espera una vendimia de 21 millones de hectolitros, un 12 % menos que el pasado año.

Pros y contras del adelanto de vendimia por altas temperaturas

La sequía y el calor que afectan a España tienen consecuencias directas sobre el sector vitivinícola, que se ve obligado a adelantar la vendimia. Según se mire, esta situación tiene aspectos positivos y negativos para los viticultores y los consumidores. Algunos posibles pros y posibles contras del adelanto de la vendimia por altas temperaturas son:

Pros:

  • Elimina los hongos y otras enfermedades que afectan a la uva.
  • Aumenta la concentración de azúcar y aromas en la uva, lo que puede dar lugar a vinos más intensos y complejos.
  • Reduce el riesgo de heladas, granizadas y lluvias que pueden dañar la uva en otoño.
  • Permite una mejor planificación y organización de la cosecha, al tener una fecha más fija y previsible.
  • Favorece la adaptación y la innovación en el sector vitivinícola, al buscar nuevas variedades y técnicas de cultivo más resistentes al calor.

Contras:

  • Disminuye la cantidad y calidad de la uva, al provocar un estrés hídrico en los viñedos que afecta al desarrollo y maduración de los racimos.
  • Aumenta los costes de producción, al requerir más riego, fertilización y protección frente al sol.
  • Altera el equilibrio entre los azúcares y los ácidos en la uva, lo que puede dar lugar a vinos más alcohólicos y menos frescos.
  • Anticipa el final del ciclo vegetativo de la vid, lo que puede afectar a su resistencia y longevidad.
  • Genera incertidumbre y desconfianza en el mercado, al provocar excedentes de vino y dificultades para colocar la uva.

Los viticultores siguen esperando lluvias que permitan mejorar las condiciones de los viñedos y aliviar el déficit hídrico. Algunos expertos señalan que el cambio climático está alterando el ciclo vegetativo de la vid y que habrá que adaptarse a nuevas variedades y técnicas de cultivo. Otros apuntan que la sequía también tiene efectos positivos, como la eliminación de los hongos y el aumento de la concentración de azúcar y aromas en la uva.

Lo cierto es que la vendimia de este año será una de las más tempranas de la historia, pero también una oportunidad para demostrar la capacidad de adaptación y resiliencia del sector vitivinícola español.

TE PUEDE INTERESAR: Superficie de viñedo en España en 2023

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias