18.8 C
Toledo
domingo 23, junio, 2024

Bodegas europeas presentan un Manifiesto sobre el futuro del sector vitivinícola

Reclaman un «enfoque coherente» en el ámbito político y legislativo de cara al 9J.

Con 3 millones de empleos directos, un impacto fiscal positivo de 52 mil millones de euros y un valor de mercado que supera los 100 mil millones de euros, el sector vitivinícola continúa siendo un pilar fundamental de la economía de la UE, especialmente en las áreas rurales, donde es clave para combatir la despoblación. No obstante, a pesar de su significativa contribución económica, el sector enfrenta importantes desafíos climáticos, regulatorios y sociales que amenazan su sostenibilidad y ponen en riesgo su futuro.

Por ello, el Comité Europeo de Empresas Vitivinícolas (CEEV) ha publicado su Manifiesto, que describe el desafiante estado actual del sector vitivinícola de la UE e identifica soluciones que se deben implementar para un enfoque coherente e integrado bajo el nuevo mandato de la UE para garantizar su futuro próspero.

“Eventos climáticos extremos impredecibles, inflación, aumento de los costes de producción, incertidumbre geopolítica, demonización de las bebidas alcohólicas… el sector vitivinícola de la UE se enfrenta a una serie de desafíos estructurales y coyunturales que están poniendo en peligro su sostenibilidad a largo plazo”. dijo Mauricio González-Gordon, presidente de CEEV. «El sector vitivinícola de la UE aporta importantes beneficios a nuestra sociedad, por lo que es nuestro patrimonio, nuestras zonas rurales y su economía los que están en riesgo». añadió.

Prioridades estratégicas

En respuesta a estos problemas urgentes, el sector vitivinícola ha identificado seis prioridades estratégicas destinadas a fomentar la resiliencia, la innovación y el crecimiento sostenible:

  1. Reforzar una Política Agrícola Común (PAC) orientada al mercado que aumente la competitividad y reduzca la complejidad administrativa.
  2. Reconciliar la tradición y la innovación en la legislación de la UE para adaptar los productos vitivinícolas a las nuevas expectativas, demandas y tendencias de los consumidores, preservando al mismo tiempo la cultura del vino.
  3. Apoyar la resiliencia climática y la transición ecológica definiendo los principios de la producción vitivinícola sostenible, priorizando las medidas de mitigación y reconociendo los servicios ecosistémicos.
  4. Reforzar el Mercado Único de la UE y reducir los costos de comercialización armonizando completamente las regulaciones, promoviendo la digitalización y facilitando el comercio electrónico para las empresas vitivinícolas.
  5. Mantener una estrategia comercial ambiciosa de la UE que persiga una estrategia comercial asertiva para expandir el acceso a los mercados, abordar las barreras comerciales y proteger los productos vitivinícolas de disputas comerciales no relacionadas.
  6. Adoptar una política de salud de la UE coordinada, pragmática y basada en la ciencia que diferencie entre el consumo moderado de vino y el abuso de alcohol y fomente diálogos constructivos.
Fuente: Manifiesto por el futuro del sector del vino de la UE – Ceev.

TE PUEDE INTERESAR: Cómo afecta el cambio climático a la agricultura del sur de Europa

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias