24 C
Toledo
martes 18, junio, 2024

DANA inunda los campos y viñedos de Castilla-La Mancha

Los viticultores evalúan los daños provocados por la DANA en los viñedos.

La región de Castilla-La Mancha ha sufrido los efectos de una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), un fenómeno meteorológico que provoca precipitaciones intensas y localizadas, acompañadas de fuertes vientos y granizo. Según la AEMET, la región ha estado en alerta roja por riesgo extremo de lluvias y tormentas, que han causado inundaciones, daños materiales y cortes de suministro eléctrico en varios municipios, especialmente en las provincias de Toledo, Ciudad Real y Cuenca.

Algunos de los pueblos más afectados han sido Ajofrín, Quintanar de la Orden, Urda, Yuncler, El Romeral, Polán o Villacañas, y la propia ciudad de Toledo, en la provincia en Toledo. En la provincia de Ciudad Real la DANA ha dejado hasta 15 incidencias durante el domingo, la mayoría en Tomelloso. Socuéllamos y Alcázar de San Juan también se han visto afectadas, entre otras, aunque en menor medida.

En la provincia de Cuenca, y según declaraciones a EFE, el Ayuntamiento de Buenache de Alarcón y el de Las Mesas pedirán la declaración de zona gravemente afectada por los daños ocasionados por la DANA este fin de semana. Las Mesas ha sufrido importantes daños en explotaciones agrícolas. Además, en Belmonte se han visto imágenes del municipio con calles que, literalmente, parecen ríos.

Pérdidas en los viñedos por la DANA

Efectos de DANA en los viñedos. Las lluvias torrenciales y las tormentas de granizo han causado graves daños en los viñedos de la región, justo cuando faltan pocos días para la recolección de las variedades de maduración más tardía. A falta de evaluar daños, se espera que puedan ser especialmente severos en zonas concretas de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Cuenca, donde algunos viticultores se animan a avanzar que se han registrado pérdidas de hasta el 85% en algunas parcelas.

Efectos de la DANA en los viñedos de Castilla-La Mancha.

Estos fenómenos climáticos extremos agravan la situación de los viticultores, que ya venían sufriendo las consecuencias de la sequía y el calor, que habían reducido la cosecha hasta un 40% en algunas zonas de La Mancha. Se trata de un duro golpe para el sector vitivinícola, que representa una parte importante de la economía y el empleo de la región.

Igualmente, las lluvias caídas son importantes para el sector. Debido a la situación extrema en la que se encuentran muchos viñedos de secano, las lluvias pueden dar un pequeño impulso en los últimos días para variedades autóctonas aún no recolectadas, como la airén o la tempranillo.

TE PUEDE INTERESAR: Previsión de vendimia para 2023

¿Qué es una DANA?

Se trata de una masa de aire frío que se desprende de la corriente en chorro polar y queda aislada sobre una zona geográfica, entrando en contacto con el aire más cálido y húmedo de la superficie. Esto genera una gran inestabilidad atmosférica y favorece la formación de nubes de desarrollo vertical que originan tormentas severas. La DANA suele tener un movimiento errático y difícil de predecir, lo que dificulta su seguimiento y alerta.

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias