21.3 C
Toledo
viernes 24, mayo, 2024

Qué visitar en Ciudad Real provincia: turismo rural, enoturismo, bodegas

Visitar Ciudad Real provincia en 2 o 3 días.

La provincia de Ciudad Real es un destino turístico muy popular gracias a su rica historia y cultura, además de su belleza natural con lugares como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y la Sierra de Alcaraz. También es famosa por su gastronomía, destacando el queso manchego, el vino, el aceite de oliva y el cordero. No nos podemos olvidar de alguna de sus conocidas festividades, como la Semana Santa y la fiesta de la Pandorga en Ciudad Real, o la Batalla de Alarcos en Almagro. En resumen, la provincia cuenta con una gran riqueza histórica y cultural, así como una impresionante belleza natural, lo que la convierte en un destino turístico muy atractivo. ¿Estás pensando en qué lugares visitar en la provincia de Ciudad Real? Te damos algunas pistas.

Resumir qué ver o visitar en Ciudad Real provincia es complicado. Cada pueblo tiene su historia y no son pocos los que nos encontramos en el camino de esta provincia castellano manchega. A continuación, os dejamos un resumen de 7 lugares o planes para visitar Ciudad Real provincia y sumergirte en su cultura y gastronomía.

Qué ver en Ciudad Real provincia

1) Ciudad Real y Almagro

Si estás buscando una escapada cultural, Ciudad Real y Almagro son dos lugares que no debes perderte. En Ciudad Real, puedes comenzar visitando su Plaza Mayor y el Museo del Quijote, que cuenta con una gran colección de obras de arte y objetos relacionados con la famosa obra de Cervantes. Después, dirígete a la impresionante Catedral de Santa María del Prado, que destaca por su fachada barroca y su interior de estilo gótico.

En Almagro, un pueblo medieval con encanto a unos 30 kilómetros de la capital, puedes visitar el Corral de Comedias, un teatro histórico del siglo XVII, y el Palacio de los Fúcares, una impresionante mansión renacentista. También merece la pena recorrer y tomarse un vino en su Plaza Mayor y visitar el Convento de la Asunción. Por último, no olvides probar la deliciosa gastronomía local en el restaurante del Parador de Almagro.

2) Valdepeñas y sus vinos

Si eres un amante del vino, no puedes perderte la oportunidad de visitar Valdepeñas en tu próximo viaje. Esta ciudad es conocida por sus vinos tintos y sus «chatos». Comienza tu visita en la Plaza de España, donde podrás disfrutar de una hermosa vista del Ayuntamiento y otros edificios históricos. Después, dirígete al Museo del Vino de Valdepeñas, donde podrás aprender más sobre la elaboración de vinos y la historia de la región.

Entre sus muchas bodegas podemos visitar algunas como la Bodega de las Estrellas, Arúspide, Corcovo, Tejeruelas o Navarro López, donde tendrás la oportunidad de probar algunos de los mejores vinos con sello Denominación de Origen Valdepeñas.

3) Tomelloso y sus bombos

Esta ciudad es conocida por su producción de vino y su rica historia. Comienza tu recorrido visitando la Plaza de España y el Museo Antonio López Torres, donde podrás disfrutar de una gran colección de arte contemporáneo. También es recomendable la visita al Museo del Carro y Aperos de Labranza, en una curiosa construcción llamada «Bombo», para ver la evolución de las herramientas de labranza. En definitiva, Tomelloso es una parada imprescindible para los amantes del vino y la cultura en cualquier escapada a la región.

Bombo (Tomelloso).

Entre las bodegas más representativas de esta histórica ciudad del vino se encuentran Vinícola de Tomelloso y Virgen de las Viñas.

4) Campo de Criptana y sus molinos

Campo de Criptana es otra de las ciudades que no te puedes perder en tu visita a la región de Castilla-La Mancha. Es famosa por sus molinos de viento, que fueron declarados Bien de Interés Cultural en 1978 y son el símbolo de la ciudad. Desde la cima del Cerro de la Paz, se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad y sus alrededores. Además de los molinos, también puedes visitar el barrio del Albaicín, la Plaza Mayor y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que datan del siglo XV. Campo de Criptana es un lugar con una rica historia y cultura que te cautivará en tu visita a la región.

Campo de Criptana.

En Campo de Criptana podemos disfrutar de vinos elaborados siguiendo la tradición de sus antepasados pero a la vez buscando y apostando en innovación. Entre sus bodegas podemos destacar Vinícola del Carmen y sus vinos Infanto o Albaicín, así como Bodegas Castiblanque, Bodegas Símbolo o Bodega El Vínculo.

5) Villanueva de los Infantes y el Campo de Montiel

Si estás buscando una escapada enológica, no puedes perderte una visita al Campo de Montiel y sus alrededores. El Campo de Montiel en una zona con varios municipios situados en una altiplanicie que se alza sobre la llanura de La Mancha y bajo Sierra Morena y la Sierra de Alcaraz, ocupando las provincias de Ciudad Real y Albacete.

Como municipio de referencia se encuentra Villanueva de los Infantes, un lugar ideal para conocer el legado de personajes ilustres como Quevedo, Cervantes o Lope de Vega, que dejaron su huella en sus calles y edificios. Entre los atractivos de Villanueva de los Infantes se encuentran la Plaza Mayor, el Hospital de Santiago, la Casa del Arco, el Convento de Santo Domingo o la Iglesia de San Andrés. Además, Villanueva de los Infantes ofrece una rica gastronomía basada en los productos de la tierra, como el queso manchego, el aceite de oliva, el vino o la miel. No hay que perderse sus platos típicos como las migas, el pisto, el gazpacho o el cordero asado.

6) Daimiel y sus Tablas

Daimiel es una ciudad de la provincia de Ciudad Real, situada en el corazón de La Mancha. Es un destino ideal para los amantes de la naturaleza, la historia y la gastronomía. Entre sus principales atractivos se encuentra el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, un humedal único en Europa que alberga una gran diversidad de aves y plantas. También destaca la Motilla del Azuer, un yacimiento arqueológico de la Edad del Bronce que muestra el ingenio de sus antiguos habitantes para obtener agua. Daimiel cuenta con un rico patrimonio monumental, como el Museo Comarcal, el Hospital de Santiago, la Iglesia de San Pedro o el Molino de Molemocho. Además, ofrece una variada oferta gastronómica basada en los productos locales, como el queso manchego, el pisto, las gachas o las perdices escabechadas.

7) Las Lagunas de Ruidera

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera es uno de los grandes humedales protegidos de la zona. Se compone de dieciséis remansos o lagunas fluviales que se encuentran a lo largo del valle del Guadiana Viejo. La diferencia de altura entre ellos crea una serie de arroyos, cascadas y saltos entre las lagunas que merece la pena visitar para desconectar.

El Parque Natural se extiende por varios municipios de la provincia de Ciudad Real y Albacete, en las comarcas de La Mancha, Campo de Montiel y Sierra de Alcaraz. Ruidera es uno de los municipios que alberga el parque y cuenta con 4,5 de las 15 lagunas, mientras que Argamasilla de Alba, Alhambra y Villahermosa albergan una laguna cada uno. Ossa de Montiel es otro municipio en el que se encuentra el parque y cuenta con 9,5 de las 15 lagunas, siendo la laguna Colgada la única que se divide entre las provincias de Ciudad Real y Albacete.

TE PUEDE INTERESAR: Las Lagunas de Ruidera, un paraíso en la llanura manchega

Dentro de los límites del parque se encuentran también el castillo de Peñarroya, las ruinas del castillo de Rochafrida, la cueva de Montesinos donde Cervantes hizo pasar una noche a Don Quijote y la casa del Rey en el pueblo de Ruidera.

Lagunas de Ruidera.

Otros lugares de interés en Ciudad Real

Pero la provincia de Ciudad Real es mucho más de lo anteriormente mencionado. A los lugares ya citados podemos incluir otras áreas naturales como Almodóvar del Campo o Solana del Pino dentro del entorno natural del Valle de Alcudia, también Villarrubia de los Ojos, Socuéllamos, Alcázar de San Juan o Argamasilla de Alba, conocidos por sus vinos y aceites de oliva. Otros sitios poco conocidos en la provincia son el Sacro Convento y Castillo de Calatrava La Nueva o el Parque Minero de Almadén.

Dónde comer en Ciudad Real

La gastronomía de Castilla-La Mancha es muy amplia y durante tu visita a la provincia de Ciudad Real tendrás la oportunidad de degustar algunos de los platos típicos de la zona, como el pisto manchego, las berenjenas de Almagro, las migas, las gachas, la caldereta manchega de cordero o las perdices escabechadas, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR: Platos típicos de Castilla-La Mancha

Por otro lado, la provincia cuenta con restaurantes reconocidos en los que puedes hacer una parada y disfrutar de la gastronomía de vanguardia sin perder la esencia de la zona. Entre ellos se encuentran restaurantes con Estrella Michelin o Soles Repsol, como el restaurante Retama ubicado en el Hotel La Caminera de Torrenueva, El Coto de Quevedo en Torre de Juan Abad, Epílogo en Tomelloso o Mesón Octavio en Ciudad Real. Estos restaurantes trabajan con cariño las materias primas y practican una cocina basada en la tradición de la zona.

En definitiva, hacer turismo en la provincia de Ciudad Real es una experiencia única que permite conocer la cultura y patrimonio de la zona, disfrutar de sus vinos y de su gastronomía local. Recordamos que en la provincia se encuentran vinos adscritos a la DO La Mancha, DO Valdepeñas, IGP Vinos de la Tierra de Castilla y algunos Vinos de Pago.

TE PUEDE INTERESAR: 8 lugares para hacer enoturismo en Castilla-La Mancha

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias