16.4 C
Toledo
lunes 27, mayo, 2024

Río revuelto entre los agricultores de Castilla-La Mancha

Asociaciones agrarias no se ponen de acuerdo sobre si las medidas propuestas por Agricultura son suficientes o no.

Hace apenas unos días, las protestas que los agricultores y ganaderos iniciaron semanas atrás parecían que pronto podrían llegar a su fin o, al menos, podrían suavizarse tras presentar el Ministerio de Agricultura una propuesta con 43 medidas de apoyo al sector agrario español.

Tras ese paquete de medidas, el día 3 de abril se produce la firma de un acuerdo entre el ministro Luis Planas y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) sobre dicho paquete de medidas. Pero no todo iba a ser tan fácil para los responsables del Ministerio de Agricultura. Un sector del campo dividido considera que ese paquete de medidas es insuficiente; de hecho, asociaciones agrarias como ASAJA o COAG no se han unido a esa firma. Unión de Uniones, por su parte, inicialmente rechazó la propuesta aunque días después la aceptó.

Tras esa primera firma con UPA, el ministro explicó el esfuerzo llevado a cabo desde el Gobierno para escuchar las reivindicaciones e inquietudes de agricultores y ganaderos y proponer medidas para intentar darles respuesta. Además, se mostraba confiado en que en los próximos días se sumaran a la firma del acuerdo otras organizaciones agrarias, señalando que el ministerio respetaba escrupulosamente los modos y tiempos de cada una de ellas para llegar a sus conclusiones.

Qué dice el resto de asociaciones agrarias

A través de un comunicado, desde Unión de Uniones de agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha anunciaban que se desmarcaban rotunda y públicamente de la firma de adhesión acordada entre la Unión de Uniones estatal y el Ministerio de agricultura. Indicando que «nuestros compañeros han entendido que lo mejor es negociar desde dentro para no dejarlo en manos de otros, pero nosotros entendemos que no, ya que antes de cualquier firma es necesario negociar, por lo que rechazamos la firma de este documento que claramente es insuficiente«, en alusión a la firma que se ha llevado a cabo desde Unión de Uniones a nivel nacional.

Por su parte, el presidente de Asaja Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha explicado que la organización agraria a la que pertenece no ha firmado el acuerdo con el Ministerio porque no resuelven «ni en un 5%» sus reivindicaciones. El máximo responsable de Asaja ha recordado algunas de las reivindicaciones más habituales de su organización, como es una revisión «profunda» de la PAC, un cambio «radical» en los ecorregímenes», la imposición de cláusulas espejo que tengan la misma exigencia con los productos de terceros países que con los nacionales o bonificaciones en la Seguridad Social para los contratos de los trabajadores.

Mientras, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) también anunció a través de un comunicado que no firmará el documento presentado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a las organizaciones profesionales agrarias. Para COAG, las actuaciones del ministro de Agricultura, Luis Planas, de los últimos días han supuesto una pérdida de confianza al no respetar los procesos de toma de decisión de cada organización, por lo que «nos hacen ser más exigentes a la hora de pedir concreción en todas aquellas medidas que son una mera declaración de buenas intenciones».

Otras asociaciones minoritarias como la Asociación de ganaderos y agricultores de Córdoba (AGACOR) muestra su «frustración al testar que la clase política no atiende nuestras justas reivindicaciones». Además, aseguran que seguirán en la lucha por su forma de vida.

TE PUEDE INTERESAR: El 90% de las regiones vinícolas del sur de España e Italia podrían desaparecer

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias