Inicio Agricultura Viticultores y bodegueros contra la invasión de los parques fotovoltaicos

Viticultores y bodegueros contra la invasión de los parques fotovoltaicos

agricultores contra parques fotovoltaicos campo

Agricultores contra los parques fotovoltaicos.

Viticultores y bodegueros se enfrentan, cada vez más, a la imposición de nuevos parques eólicos o fotovoltaicos alrededor de sus parcelas. Y es que los viticultores observan que la planificación de estos parques en muchos casos pone en peligro la pérdida de valores como la protección de la flora, la fauna, la riqueza paisajística y las industrias tradicionales. Un ejemplo es la industria vitivinícola y las formas de vida asociadas, así como el fomento de nuevas actividades económicas, como el enoturismo o las actividades dirigidas a la educación medioambiental.

¿Ayuda o perjudica la instalación de un parque fotovoltaico o eólico?

En Castilla-La Mancha se creó recientemente la asociación ‘Salvemos los campos‘ en defensa y protección del medio ambiente y el paisaje, especialmente en el término municipal de Méntrida (Toledo) y municipios colindantes de la región. Esta asociación se posiciona en contra de los macro proyectos de plantas fotovoltaicas, por su elevado impacto medioambiental, social, y sobre la calidad de vida.

Méntrida se enfrenta a la instalación de un mega parque fotovoltaico y desde Salvemos los campos piden un plan de ordenación municipal y respeto al campo. Según su manifiesto, uno de los puntos explica que la instalación de este parque implica el arranque de un mínimo de 76 Has de olivar y casi 100 Has de viñedo sin que se haya estudiado ni informado del impacto que esto tendrá sobre los ingresos y viabilidad por ejemplo de una de las cooperativas adscritas a la DO Méntrida, ni sobre la calidad de vida de estos vecinos, cuyos derechos también merecen ser defendidos.

Pero, ¿Qué es la energía solar fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica transforma de manera directa la luz solar en electricidad empleando una tecnología basada en el efecto fotovoltaico. La energía eléctrica generada mediante paneles solares fotovoltaicos es inagotable y no contamina, por lo que contribuye al desarrollo sostenible, además de favorecer el desarrollo del empleo local. Así lo definen y defienden grandes multinacionales, como proyectos sostenibles generadores de riqueza y empleo local, aunque muchos afectados y asociaciones medio ambientales no piensan lo mismo.

El pasado octubre se celebró en Madrid una manifestación que reunió a 180 asociaciones de toda España contra los megaproyectos de renovables en zonas rurales. Todas defendían un bien común, la defensa del campo, la biodiversidad y el paisaje.

El Marco de Jerez y La Rioja

Según el Diario de Jerez, viticultores y bodegueros solicitan la paralización de la instalación de cinco aerogeneradores en Añina y Macharnudo para renegociar con la empresa otra ubicación. Reivindican la necesidad de preservar el patrimonio vitícola y la actividad industrial y enoturística que lleva asociada, así como el paisaje, la flora y la fauna. Esta petición les ha llevado a recogida de firmas solicitando que parques eólicos y solares se sitúen fuera de los pagos de viña del Marco de Jerez.

Desde La Rioja también se están viviendo momentos de cierta tensión e incertidumbre. El medio larioja.com se hace eco del movimiento en el que varias plataformas como SENDA aseguran que irán ‘hasta el final’ contra los grandes parques eólicos y fotovoltaicos. En una charla a la que asistieron importantes bodegueros de la zona se puso de manifiesto que nadie está en contra del desarrollo de las energías renovables [«renovables sí, pero no así»], pero sí de la ausencia de planificación de las infraestructuras y de la falta de transparencia.

Salir de la versión móvil