Inicio Recetas con vino Blanco de verano, la receta refrescante contra el calor

Blanco de verano, la receta refrescante contra el calor

Cómo hacer blanco de verano, receta para afrontar el calor.

El tinto de verano es un clásico, una bebida refrescante para acompañar aperitivos y quedadas con amigos y que tiene una mayor acogida durante la temporada de verano. El tinto de verano elaborado, como su nombre indica, con vino tinto, ha encontrado un amigable competidor, y es que mucha gente ha descubierto en el blanco de verano una receta alternativa más refrescante que el propio tinto de verano.

Y es que el frescor del vino blanco unido al refresco gaseoso con el que se acompañe nos dará unos toques y aromas a manzana, menta, limón…… muy interesantes.

Algunos fabricantes ya han empezado a embotellar y vender blanco de verano como alternativa. Igualmente existen combinaciones más arriesgadas que elevarían esta bebida a una categoría de cóctel si añadimos por ejemplo ron, vermut o ginebra entre otros. Opciones muy sugerentes para tardeos o sobremesas.

Para la eleboración del blanco de verano podemos elegir la variedad de vino blanco que más nos apetezca o tengamos a mano, aunque con variedades como el verdejo, sauvignon blanc o chardonnay multiplicaríamos sus aromas primarios (frutas y especias) y nos dará una bebida muy refrescante y agradable de beber.

Ingredientes para receta blanco de verano

  • 1 Botella de vino blanco (verdejo, chardonnay, sauvignon blanc, airén…)
  • Refresco (gaseosa, limón, lima-limón)
  • 2 manzanas picadas en trozos
  • Zumo de limón natural de un par de limones (opcional)
  • Menta o hierbabuena (opcional)
  • Vermut blanco (opcional)

Elaboración paso a paso

No tiene ningún secreto la elaboración de esta receta y no vamos a descubrir nada nuevo que no sepas, en cualquier caso os dejamos estos sencillos pasos a continuación:

  1. Cortamos las manzanas en trozos habiéndole quitado la piel previamente.
  2. Mezclamos en una jarra grande el vino blanco, el refresco elegido y el zumo de limón extraído de un par de limones. La cantidad de refresco a añadir dependerá de qué grado de alcohol quieres que tenga y si lo quieres más fuerte o más rebajado.
  3. A la mezcla de la jarra añadimos los trozos de manzana y removemos. Añadimos la menta o hierbabuena si queremos ese toque diferencial.
  4. Nuestra recomendación es echar el hielo directamente en los vasos donde lo vamos a servir para evitar que el hielo al derretirse haga perder fuerza a nuestro combinado en una jarra grande que a lo mejor tardamos en consumir.
  5. Al verter nuestra bebida en los vasos podemos echar trozos de manzana para acompañar la bebida y poder así saborear la fruta directamente comiéndonosla.

¿Fácil verdad? Pues ya tienes en el blanco de verano una alternativa muy refrescante para los días de calor.

Entérate de lo realmente importante

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil