Cómo hacer torrijas de vino. Receta paso a paso

torrijas de vino como se hacen

En el recetario podemos encontrar diferentes tipos de recetas sobre torrijas. Las más típicas son las torrijas de leche y la receta de torrijas de vino, que son en las que nos centraremos hoy. Pero también podemos encontrar torrijas de crema, torrijas de vermú o torrijas de brioche entre otras tantas. Todo un repertorio para los amantes de este postre tan particular.

Para la elaboración de torrijas se suele utilizar un pan mas grande, fácil de encontrar en panaderías en las fechas de Semana Santa que suele ser cuándo más se elaboran. Igualmente cualquier otro pan es válido, incluso pan de molde de rebanada grande y gruesa. Otro detalle importante es que muchas personas utilizan un pan de uno o dos días antes para que no se deshaga en la elaboración y esté más ‘compacto’.

Debemos avisar que las torrijas de vino no son apropiadas para los niños debido al alcohol que se puede encontrar en la receta, que aunque sea mínimo no está recomendado.

Si te gusta el dulce y te gusta el vino, esta es tu receta y postre. Postre típico de la Semana Santa.

Receta de torrijas de vino

Ingredientes (10 unidades)

  • 1 Pan grande para torrijas (o pan normal)
  • 750ml vino tinto
  • 1/2 litro agua aprox.
  • 300 g. azúcar
  • 2 o 3 Huevos
  • Azúcar para espolvorear
  • Canela molida
  • 1 Canela en rama
  • Piel de naranja (opcional)
  • Aceite de girasol para freír

Cómo preparar torrijas

Pasos para preparar torrijas al vino. Primero procederemos a preparar la infusión de vino y después la fritura de las torrijas.

  1. La infusión de vino la preparamos añadiendo en una cacerola de tamaño medio la botella de vino tinto o medio litro aproximadamente. Añadimos también el agua, la piel de naranja, unos 300 gramos de azúcar y la rama de canela.
  2. A fuego medio lo calentamos y dejamos hervir unos 5 minutos. Retiramos del fuego y dejamos reservar. Se aconseja dejarlo mínimo unas 8 horas para que repose y los aromas sean más consistentes.
  3. Cortamos la barra de pan en unas 10 rebanadas algo gruesas (al gusto). Si el pan es del día anterior o dos días antes mucho mejor.
  4. Batimos los huevos y mezclamos con media cucharada de azúcar blanca. Removemos bien hasta integrar los ingredientes.
  5. En otro plato hondo añadimos varios cazos de la infusión de vino para a continuación pasar el pan por ahí.
  6. Primero pasamos la rebanada de pan por el plato de vino para que se empape bien la miga. A continuación pasamos por el plato de huevo y azúcar.
  7. Vamos pasando las rebanadas de pan una por una por ambos platos. Las rebanadas deben quedar impregnadas de vino y huevo por ambas caras pero no debe chorrear ya que complicaría la fritura.
  8. A continuación en una sartén grande añadimos el aceite de girasol junto con una rama de canela y dejamos a fuego medio.
  9. Una vez el aceite esté caliente retiramos la canela y freímos las rebanadas de pan. Cuidado con no freír muchas rebanadas al mismo tiempo ya que el aceite perderá su fuerza y quedarán muy grasientas.
  10. Dejamos que las rebanadas se doren por ambos lados y las sacamos destinándolas en un plato con papel de cocina debajo para escurrir el exceso de aceite.
  11. Por último preparamos una mezcla de azúcar y canela molida y pasamos de nuevo las torrijas por esta mezcla para dejar su punto azucarado.
  12. Una vez hecho esto las colocamos en un plato y listo.

A partir de aquí hay personas que también preparan un almíbar con el vino y azúcar y rocían por encima antes de servir. Esto ya son opciones y gustos según cada uno.

Pues con esta receta ya tenéis vuestras torrijas de vino, un pequeño capricho y postre típico de Semana Santa. ¿Te animas a cocinar tus torrijas? ¿Cómo te han quedado? ¿Te das por aprobado? 😉

 

 


También te puede interesar:

 

Opt In Image
Entérate de lo realmente importante
Recibe las novedades de los últimos vinos premiados!

Respetamos tu privacidad. Enviaremos como máximo una newsletter semanal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here