Flexibilizan las ayudas a viticultores afectados por la sequía

ayudas afectados por la sequía viñedos

La Comisión Europea (CE) aprueba medidas de flexibilización de ayudas para el sector vitivinícola español.

La Comisión Europea (CE) ha aprobado una serie de medidas de flexibilización de ayudas para el sector vitivinícola español y para los que se han visto afectados por la sequía y otras adversidades climáticas. Estas medidas facilitarán la transición entre el actual Programa de Apoyo al Sector del Vino (PASVE) y la nueva Intervención Sectorial Vitivinícola del plan estratégico de la Política Agraria Común (PAC), que entró en vigor este año.

Entre las medidas adoptadas, se destaca la ampliación del plazo para realizar las acciones de reestructuración y reconversión de viñedo hasta el próximo año, para aquellos viticultores que no hayan podido hacerlo esta primavera. Así se garantiza que no pierdan su derecho a beneficiarse de estas ayudas.

También se extiende por 12 meses más la validez de las autorizaciones de plantación de viñedo que caduquen en 2023, para que puedan ser usadas en la siguiente campaña. Los titulares que no deseen acogerse a esta prórroga podrán renunciar a las autorizaciones sin penalización.

España ha tenido un papel muy activo en la elaboración de estos reglamentos, que responden a las demandas del sector y muestran la sensibilidad de la CE ante la situación de crisis.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está trabajando en el desarrollo normativo nacional que permitirá aplicar estas medidas en España, cuya publicación se espera para principios de otoño.

TE PUEDE INTERESAR: Superficie de viñedo en España 2023

Reglamento de ejecución ayudas afectados por la sequía

(CINCO): Los fenómenos meteorológicos adversos de la primavera de 2023 también afectaron gravemente al sector vitivinícola de la Unión, en el que los viticultores ubicados en las regiones afectadas de los Estados miembros se han
topado con dificultades excepcionales. En particular, estas condiciones meteorológicas excepcionales han impedido que los viticultores efectuaran determinadas labores en sus viñedos que suelen realizarse en primavera, como la limpieza y preparación del suelo, la plantación de nuevas vides o el injerto. En las regiones afectadas por la extraordinaria sequía, estas actividades resultan imposibles debido a la sequedad del suelo y a las condiciones extremadamente desfavorables para el cultivo de nuevas plantaciones; en las regiones afectadas por las inundaciones, estas actividades resultan imposibles debido a que bien no puede accederse a los viñedos bien estos están destruidos por las masas de agua.

(DIEZ): Por lo que respecta a los viticultores que posean viñedos de nueva plantación en las zonas que se han visto seriamente afectadas por los fenómenos meteorológicos adversos de la primavera de 2023 en las regiones correspondientes y que hubieran sido plantados, en previsión del arranque de una superficie equivalente, utilizando autorizaciones de replantación concedidas por los Estados miembros de conformidad con el artículo 66, apartado 2, del Reglamento (UE) n.o 1308/2013, procede prolongar un año el plazo de cuatro años para el arranque de la anterior plantación. Esto permitirá que los viticultores obtengan un año de cosecha adicional de la anterior plantación como compensación por los daños sufridos en el viñedo recién plantado, ya que tales daños pueden 9.8.2023 ES Diario Oficial de la Unión Europea L 199/97
retrasar el inicio de la utilización de la nueva plantación o tener como consecuencia que esta última tenga que volver a plantarse. Por consiguiente, también debe adaptarse el plazo establecido en el artículo 5, párrafo segundo, del Reglamento Delegado (UE) 2018/273 de la Comisión (3).

Reglamentos publicados en el Diario Oficial de la Unión Europea aquí.