18 C
Toledo
lunes 15, abril, 2024

Potaje de garbanzos y bacalao para una Semana Santa tradicional

Cómo hacer potaje de garbanzos paso a paso con la receta de la abuela.

Es inevitable asociar ciertos platos o recetas a según qué época del año. Ocurre con la famosa receta de potaje de garbanzos con bacalao con la Semana Santa. Quizás los más jóvenes han perdido la tradición, pero es un clásico en miles de casas españolas comer, durante algún momento de cuaresma o Semana Santa, el tradicional potaje de garbanzos con bacalao.

Una receta sencilla que, como su propio nombre indica, lleva garbanzos, bacalao y verduras, generalmente espinacas. Un potaje de vigilia que tradicionalmente se ha servido en Semana Santa y de forma más concreta los viernes de cuaresma en España.

Aquí os dejamos una receta tradicional de potaje de garbanzos con bacalao

Ingredientes:

  • 200 g de garbanzos
  • 200 g de bacalao desalado
  • 500 ml de caldo de pescado o fumet
  • 150 g de espinacas frescas o congeladas
  • 1 cebolla
  • 1 huevo cocido
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan de hogaza
  • 1 cucharada de pimentón dulce

Preparación paso a paso de la receta de garbanzos con bacalao y espinacas

  1. Si vamos a utilizar garbanzos de bolsa, no cocidos, dejamos los garbanzos en remojo con agua fría la noche anterior, unas 12-18 horas.
  2. Igualmente, si vamos a utilizar bacalao sazonado, el día de antes debemos dejarlo en remojo para quitarle la sal, cambiando el agua del recipiente cada cuatro horas más o menos.
  3. Una vez en cocina comenzamos pelando los ajos, los laminamos y los rehogamos en una cazuela con aceite. Cuando se empiecen a dorar y con cuidado de que no se quemen, añadimos una cucharada de harina y rehogamos un poco.
  4. Incorporamos el caldo de pescado, el pimentón, el bacalao cortado previamente en dados, los garbanzos y las espinacas.
  5. Cocina conjuntamente durante 60-90 minutos. Dependerá de la dureza del garbanzo (si el garbanzo es ya cocido, en unos 15 minutos nuestro plato estaría listo.
  6. Sirve bien caliente el plato con los huevos duros troceados dentro del potaje.

Maridaje

El potaje de garbanzos con bacalao es un plato ‘potente’ con sabores intensos y texturas variadas, por lo que se puede maridar con diferentes tipos de vinos. Si somos de vinos blancos, los que tienen cuerpo y buena acidez pueden complementar muy bien con el sabor del bacalao y garbanzos. Un Verdejo e incluso un Sauvignon blanc pueden ser buenas opciones. Si por el contrario somos más de vinos tintos, un joven Tempranillo o Cabernet sauvignon pueden ser ideales para acompañar el nivel de grasa que tiene el bacalao. Sea como fuere, tu vino favorito igualmente será una buena opción para disfrutar y acompañar este plato típico de la gastronomía española.

En definitiva, un plato para no perder las tradiciones, como los que hacían nuestras abuelas. De hecho, si tenéis chimenea, esta receta sería 100% tradicional si ponéis el puchero al fuego de leña.

TE PUEDE INTERESAR: Gastronomía y recetas tradicionales

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias