21.3 C
Toledo
viernes 24, mayo, 2024

Consumo moderado de vino y acumulación de grasa: relación en forma de J

El portal Wine Information Council publica las valoraciones de un nuevo estudio relacionado con el consumo moderado de vino.

El consumo de alcohol ha sido objeto de numerosos estudios debido a su impacto en la salud humana. En particular, el vino ha atraído la atención debido a su asociación con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, esta relación no es lineal, sino que sigue una curva en forma de J.

¿Qué es una curva en forma de J?

Una curva en forma de J describe una situación en la que los riesgos más bajos se observan con el consumo ligero y moderado, pero los riesgos aumentan ligeramente con la abstinencia y aumentan considerablemente con el consumo excesivo.

Grasa corporal y riesgo de enfermedad

El exceso de grasa corporal aumenta el riesgo de enfermedad. Sin embargo, no todos los depósitos de grasa son iguales. Los depósitos de grasa que se han acumulado fuera de los tejidos grasos se llaman grasa ectópica. Estos se consideran factores de riesgo independientes para las enfermedades cardiovasculares.

El estudio

Los investigadores estadounidenses utilizaron datos del estudio transversal MESA (Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis) para examinar la relación entre la ingesta autoinformada de bebidas alcohólicas y los depósitos de grasa ectópica (derivados de la tomografía computarizada).

Después de ajustar por factores influyentes importantes como la edad, el tabaquismo y otros factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, los resultados mostraron lo siguiente: En comparación con la abstinencia de por vida, los depósitos de grasa ectópica más bajos se encontraron con un consumo ligero (hasta 1 bebida/día a 10 g de alcohol) y moderado (hasta 2 bebidas/día), especialmente en el corazón y el hígado.

Conclusión

La asociación estadística entre el consumo de bebidas alcohólicas y los depósitos de grasa ectópica desfavorables sigue -de manera similar a los riesgos para las enfermedades cardiovasculares– una curva en forma de J. Por lo tanto, los patrones de distribución de grasa ectópica pueden ayudar a explicar los riesgos relativos más bajos con un consumo ligero y moderado.

Una noticia de Wine Information Council

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias