9.6 C
Toledo
viernes 1, marzo, 2024

Duelos y quebrantos, la receta tradicional manchega paso a paso

Cómo preparar la auténtica receta manchega duelos y quebrantos.

Se cree que el origen de la receta de Duelos y Quebrantos se remonta a la Edad Media, cuando los campesinos de la región de Castilla-La Mancha aprovechaban todas las partes del cerdo para preparar sus comidas. Las vísceras del cerdo, conocidas como «duelos», se mezclaban con el tocino, los huevos y el pan, llamado «quebrantos», para hacer un plato sabroso y nutritivo.

Uno de los datos curiosos sobre la receta de Duelos y Quebrantos es que en algunas zonas de España, este plato se conoce con otro nombre: «Matrimonio». Se cree que esto se debe a que el plato representa la unión de diferentes ingredientes, al igual que un matrimonio representa la unión de dos personas.

En la literatura española, Duelos y Quebrantos se menciona en varias obras, entre ellas «El Quijote» de Miguel de Cervantes, donde se describe cómo Sancho Panza pide este plato en una posada.

Además, Duelos y Quebrantos es un plato que se sirve en muchas celebraciones tradicionales en la región de Castilla-La Mancha, como la Semana Santa o la Feria de Albacete, lo que demuestra su importancia en la cultura gastronómica local.

Receta de Duelos y Quebrantos

Ingredientes

  • 200 gramos de chorizo
  • 200 gramos de tocino fresco
  • 200 gramos de morcilla
  • 4 huevos
  • Pan del día anterior
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Como cocinar el plato Duelos y Quebrantos

Como veréis a continuación, es un plato sencillo, sin complicaciones y que incluso es posible ya lo hayas probado o cocinado. Aunque hay pequeñas variantes de este plato típico, nosotros lo haremos según la «receta de la abuela».

  1. Cortamos en trozos no muy grandes el tocino, el chorizo y la morcilla.
  2. En una sartén grande, calentar un poco de aceite de oliva a fuego medio. Añadir primero el tocino y el chorizo en trozos y dejar que se cocinen durante unos minutos.
  3. Una vez hayan cogido algo de color, añadir la morcilla en trozos y continuar cocinando hasta que los ingredientes estén bien dorados.
  4. Mientras tanto, en un bol aparte, batir los huevos con un poco de sal y pimienta al gusto. Reservar.
  5. Cortar el pan del día anterior en trozos pequeños y añadirlo a la sartén con los otros ingredientes. Remover bien y dejar que el pan se empape de los jugos de la sartén.
  6. Añadir los huevos batidos a la sartén y mezclar todo bien. Continuar cocinando a fuego medio-bajo hasta que los huevos estén cuajados y el pan esté dorado.
  7. Servir caliente, acompañado de un buen vino tinto y, si se desea, con un poco de perejil fresco picado por encima.

Este plato es perfecto para cualquier ocasión, pero es especialmente popular durante las fiestas y celebraciones. Es fácil de hacer, delicioso y representa la esencia de la cocina tradicional de Castilla-La Mancha. Si quieres probar algo nuevo -aunque tradicional- y diferente, ¡no dudes en preparar Duelos y Quebrantos!

Maridaje

La receta de Duelos y Quebrantos es un plato con sabores intensos y variados. Para maridarlo, se recomiendan vinos tintos jóvenes, frescos y con cuerpo medio, que complementen los sabores del plato y no lo eclipsen. También puedes optar por vinos con más complejidad como algunos vinos crianza con una acidez moderada y una textura suave y aterciopelada. Aquí os dejamos opciones de maridaje con algunos de estos 10 vinos tintos de Castilla-La Mancha.

Artículos relacionados

Últimas Noticias