Polilla del racimo o arañuelo de la vid | Síntomas y tratamiento

polilla del racimo lobesia botrana arañuelo de la vid

La polilla del racimo (Lobesia botrana) está considerada una plaga grave en la vid en zonas del centro y sur de Europa.

Las hembras adultas de la polilla del racimo de la vid europea son capaces de poner 35 huevos (con un tamaño de 0.7 x 0.6 mm y color amarillento en el momento de puesta y color grisáceo más adelante) por día durante aproximadamente 6 días. La eclosión de los huevos ocurre entre 3 días y 1 semana y media después de la puesta, dependiendo de la temperatura ambiente. Las larvas jóvenes (llegan a medir unos 11 mm de largo y son de un color verde amarillento/marrón o verde grisáceo) tardan aproximadamente de 3 a 4 semanas en madurar completamente, y es durante esta etapa de su vida cuando la polilla de la vid europea causa el mayor daño a las vides. La etapa de pupa dura de 1 a 2 semanas adicionales, después de las cuales emergen los adultos. Por lo general, los adultos vivirán entre 1 y 3 semanas.

Polilla del racimo (Lobesia botrana)

Ciclo de vida

Varias generaciones de la polilla del racimo o lobesia botrana ocurren con frecuencia en una temporada de crecimiento, con informes de hasta 4 generaciones en un solo año que son posibles en áreas con climas y alimentos favorables. La polilla de la vid europea pasa el invierno como pupa, formando capullos en la corteza de las vides o en las grietas del suelo. Los adultos de primera generación emergen de la pupa cuando las temperaturas se vuelven cálidas, generalmente a mediados de la primavera.

Los huevos se ponen sobre todo en las yemas florales y emergen una semana después. A continuación, las larvas atacan las yemas y producen sedas dentro de las inflorescencias en desarrollo. La pupación tiene lugar en estos lugares o en un lugar protegido e indicado de los alrededores. Las polillas de la siguiente generación aparecen alrededor de una semana más tarde. Las larvas de la segunda generación se alimentan de los racimos de uva en desarrollo. Su desarrollo es muy rápido si las condiciones son favorables y en la misma temporada se pueden llegar a completar 1-2 generaciones más. Las pupas hibernan en un capullo debajo de la corteza, en grietas de postes secundarios u otros refugios.

Cabe destacar que las larvas son las responsables del daño más severo a las vides. En el transcurso de la temporada, las larvas se alimentan preferentemente y dañan los racimos de flores de la vid en desarrollo, las bayas inmaduras y las bayas maduras. Al final de la temporada, el daño se agrava porque el daño por alimentación de las larvas aumenta la vulnerabilidad de los racimos de uva.

Tratamiento

Si existen problemas de incidencia de polilla, se aconseja realizar un tratamiento fitosanitario con las materias activas enfocadas al inicio de eclosión de huevos.

Para conseguir la máxima eficacia en el tratamiento es necesario realizar la aplicación en el momento indicado según la materia activa que se vaya a utilizar. Por ejemplo al inicio de la eclosión de los huevos, entre el inicio de puesta e inicio de eclosión de los huevos, el inicio de vuelo de adultos o entre el inicio de vuelo de adultos e inicio de eclosión de huevos.

Fuente: Consejería Agricultura JCCM

Las heridas que causan las larvas de la tercera generación en los granos de la uva, pueden favorecer el ataque posterior de botrytis si se cumplen las condiciones ambientales apropiadas.

Aunque las vides son una planta preferida, se informa que la polilla de la vid europea se alimenta de una amplia gama de frutas y plantas ornamentales, que incluyen: mora, clavel, grosella, agracejo europeo, grosella espinosa, kiwi fruta, aceituna, caqui, granada, trébol rojo, romero, linaza, hierba de San Juan o hierba de Klamath, y diversas frutas de hueso.


También te puede interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here