21.5 C
Toledo
martes 16, julio, 2024

Qué ver en Cuenca provincia: ruta por el vino, la cultura y la naturaleza

Turismo y enoturismo en la provincia de Cuenca.

Cuenca es una provincia situada al sureste de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Su capital, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es famosa por sus casas colgadas, su catedral gótica y su museo de arte abstracto. Pero Cuenca tiene mucho más que ofrecer: una rica gastronomía, una variada oferta vinícola, un patrimonio histórico y natural impresionante y una gran diversidad de actividades para todos los gustos. En este artículo te proponemos una ruta para decidir qué ver en Cuenca provincia en tres días. Podrás disfrutar de sus bodegas y denominaciones de origen de vinos, sus museos y lugares de interés y sus paisajes únicos.

Si hablamos de vino, hay que recordar que en la provincia de Cuenca tienen cabida 4 denominaciones de origen de vinos: la DO La Mancha, que abarca 71 términos municipales, la DO Uclés con unos 20 municipios, la DO Ribera del Júcar con 7 y la DO Manchuela.

Qué ver en Cuenca provincia

Día 1: Cuenca capital y Ciudad Encantada

Comenzamos nuestro recorrido por la ciudad de Cuenca visitando su casco histórico, situado sobre una colina entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar. Aquí podremos admirar las famosas casas colgadas y visitar el Museo de Arte Abstracto Español que se encuentra en una de las casas. También podremos visitar la famosa catedral de Santa María y San Julián, una joya del gótico español con influencias normandas y anglosajonas.

Por la tarde, si nos centramos en enoturismo, entre las muchas bodegas y parajes de la provincia, tenemos a la Bodega Pago de Calzadilla, situada a pocos kilómetros de la ciudad. Allí se puede realizar una visita guiada a sus viñedos y bodegas, aprender sobre el proceso de elaboración del vino y degustar algunos de sus vinos más reconocidos.

Día 2: Ruta por el vino y la cultura

A unos 40 km de Cuenca, dirección Tarancón, llegamos a Uclés, donde podremos visitar el impresionante monasterio-fortaleza de Santa María de Uclés, conocido como el Escorial de La Mancha. Este conjunto monumental fue sede de la Orden de Santiago y alberga una iglesia, un claustro, un palacio y una hospedería. Sin duda un lugar que debemos visitar.

En Tarancón podemos hacer una parada en la bodega y complejo enoturístico Finca La Estacada. Aquí podremos degustar los vinos de la Denominación de Origen Uclés y disfrutar de su hotel, su restaurante y su spa. Podemos hacer una visita guiada por la bodega y una cata de vinos por 12 euros por persona.

Dentro de la misma ruta podríamos incluir la visita al Parque Arqueológico de Segóbriga, relativamente cerca del Monasterio de Uclés, y continuar hacia el sur oeste para pasarnos a visitar los molinos de viento de Mota del Cuervo y el majestuoso Castillo de Belmonte, una fortaleza gótico-mudéjar del siglo XV que fue escenario de la película El Cid. El castillo se puede visitar y ofrece una espectacular vista panorámica desde sus almenas.

Si estas por la zona sur de la provincia, otra de las bodegas que merece la pena visitar es Las Calzadas. Situada en el entorno rural de Pozoamargo, Cuenca, esta bodega destaca por sus vinos jóvenes y crianzas. Durante la visita, podrás recorrer sus instalaciones y probar su selección de vinos.

Día 3: Ruta por la naturaleza y la historia

Si buscas un plan enfocado a la naturaleza, la provincia de Cuenta también te ofrece esta opción con creces. Dirígete y sumérgete por el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, una reserva natural con paisajes impresionantes y formaciones rocosas únicas, como la Ciudad Encantada, el Nacimiento del río Cuervo o las torcas de los Palancares. Realiza una caminata por alguno de los senderos señalizados para apreciar la naturaleza, sus ríos y la fauna local.

Foto: Turismo de Castilla-La Mancha.

Hay decenas de pequeños y bonitos pueblos a visitar, como Cañete. Aquí podremos visitar su casco histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, que conserva restos de su muralla árabe, su castillo medieval y su iglesia gótica. O Huete, donde podremos conocer su patrimonio cultural, que incluye su alcázar árabe, su catedral románica, su convento renacentista y sus museos etnográficos.

Pueblos más bonitos de la provincia de Cuenca

Aunque es difícil, por no decir imposible, listar los pueblos más bonitos de Cuenca, aquí os dejamos una lista de 10 de estos pueblos que deberías tener en el radar si estás pensando qué ver en la provincia de Cuenca. Queremos aclarar que no es una clasificación, que nadie se enfade. Aquí van:

  • Alarcón: Con su impresionante castillo medieval junto al río Júcar, Alarcón es uno de los pueblos más fotogénicos de la provincia.
  • Beteta: Rodeado de naturaleza, Beteta destaca por sus casas rurales de piedra y su cercanía a la famosa Ruta del Nacimiento del Río Cuervo.
  • Cañete: Con un casco histórico bien conservado y vistas panorámicas desde su castillo, Cañete es un pueblo con mucho encanto.
  • Villanueva de la Jara: Con calles adoquinadas y una plaza mayor impresionante, este pueblo desprende un ambiente tranquilo y acogedor.
  • Moya: Un pequeño pueblo con una arquitectura típica de la zona y una impresionante iglesia parroquial.
  • Tragacete: Ubicado en la Serranía de Cuenca, este pueblo es un punto de partida ideal para explorar la naturaleza circundante.
  • Huete: Con su casco histórico bien conservado y sus impresionantes vistas desde el mirador, Huete es una joya por descubrir.
  • Belmonte: Aunque se encuentra en la frontera de la provincia de Cuenca, merece mención por su impresionante castillo medieval y su plaza mayor.
  • Priego: Con sus callejuelas empedradas y casas blancas, Priego es un pueblo que te transporta en el tiempo.
  • Valeria: Con restos arqueológicos romanos, una iglesia gótica y una impresionante panorámica del entorno, Valeria es un lugar con mucho encanto histórico.

En estos tres días o itinerarios hemos recorrido algunos de los lugares más emblemáticos de Cuenca, una provincia que combina arte, historia, naturaleza y, sobre todo, gastronomía. Hemos descubierto su capital, con sus casas colgadas, su catedral y sus museos; hemos explorado su entorno natural, con sus formaciones rocosas, sus ríos y sus lagunas; hemos degustado sus vinos, con sus diferentes denominaciones de origen y sus bodegas; y hemos conocido su patrimonio cultural, con sus restos arqueológicos, sus monasterios y sus tradiciones. Cuenca es un destino ideal para escaparse unos días y disfrutar de una experiencia única e inolvidable.

Ahora que ya sabes qué ver en Cuenca provincia, también te podría interesar qué visitar en Guadalajara o en Ciudad Real.

TE PUEDE INTERESAR: Algunos de los mejores vinos de Cuenca para 2023

¡Ey! No te pierdas nada ...

Recibe semanalmente las noticias más relevantes de la industria del vino.

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias